Equinos

Encefalitis Equina del Virus del Oeste del Nilo retos del 2022

La Encefalitis Equina del Virus del oeste del Nilo es una enfermedad causada por un flavivirus relacionado con los virus causantes de la encefalitis de St. Louis, la encefalitis japonesa y la fiebre amarilla.

El virus del Oeste del Nilo tiene una gama sumamente amplia de hospedadores. Se replica en las aves, reptiles, anfibios, mamíferos, mosquitos y garrapatas. Esta enfermedad se presenta en el hombre, en los equinos y en algunos pájaros.

La mayor parte de individuos afectados presenta pocos signos clínicos, pero algunos desarrollan cuadro clínico neurológico grave que puede conducir a la muerte.

En los equinos, los signos clínicos de la enfermedad neurológica causada por el virus del Oeste del Nilo pueden incluir la pérdida de apetito, depresión, tropezones, contracción muscular, parálisis parcial, visión disminuida, presión de la cabeza, rechino de dientes, marcha confusa, convulsiones, vueltas en círculos e incapacidad para ingerir.

Encefalitis Equina del Virus del Oeste del Nilo.
El virus del Oeste del Nilo tiene una gama sumamente amplia de hospedadores.

La debilidad, usualmente en los miembros posteriores, a veces va seguida de parálisis. Puede ocurrir coma y muerte. Se ha observado también fiebre pero no en todos los casos. Varias especies de aves son resistentes a la enfermedad.

Las aves sensibles tales como los gansos presentan varios grados de implicación neurológica, desde una posición tumbada hasta la parálisis de patas y alas. Si se les molesta, no se mueven o no pueden hacerlo, carecen de coordinación. Se han registrado tasas de mortalidad de entre el 20 al 60% en los gansos.

No existen tratamientos específicos para la enfermedad, aparte de la terapia de apoyo. La mayor parte de animales o de personas afectadas se recuperan espontáneamente.

En México los primeros casos se identificaron en julio de 2003, cuando se detectaron anticuerpos contra el Virus del Oeste del Nilo en caballos en los estados de Coahuila y Yucatán así como un caso en humanos en el estado de Sonora.

En los estados de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila se activó una vigilancia epidemiológica en los sistemas de salud derivado de los casos en humanos, equinos, aves silvestres y algunas especies de mosquitos como vectores positivos al virus.

Para evitar la propagación del virus es esencial controlar la población de mosquitos y vacunar a los equinos.

Tras estos acontecimientos se reconoció la importancia de identificar de manera oportuna la presencia del virus acompañado de la vigilancia epidemiológica, así como la producción de vacunas para la prevención de la enfermedad en Equinos.

Posterior a lo anterior la Secretaría de Agricultura en colaboración con la Productora Nacional de Biológicos Veterinarios (PRONABIVE) comenzaron la producción del biológico que permitiera la inmunización de equinos contra la enfermedad en territorio mexicano, resguardando la salud de las poblaciones de caballos, asnos y mulas, disminuyendo al mismo tiempo la transmisión a animales mamíferos y en seres humanos.

Desde entonces y hasta la actualidad el virus se ha mantenido bajo control en México pero bajo vigilancia epidemiológica y la Productora Nacional de Biológicos Veterinarios continúa contribuyendo con la producción de la vacuna Equivon plus para prevenir y controlar esta enfermedad.

Para evitar la propagación del virus es esencial controlar la población de mosquitos y vacunar a los equinos preferentemente antes de la temporada de lluvias, época en la que las poblaciones de mosquitos se incrementan considerablemente.

Con información de la Productora Nacional de Biológicos Veterinarios (PRONABIVE).

Producto de la vigilancia epidemiológica que cotidianamente lleva a cabo, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), mediante pruebas realizadas en las instalaciones de su Laboratorio de Alta Seguridad (BSL3), ubicado en Ciudad de México, detectó 35 caballos con signos clínicos del Virus de la Encefalitis Equina del Oeste (VEEO) en el poblado Mexpan, municipio de Ixtlán del Río, y en Ahuacatlán, Nayarit.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario